互联网www.guzlop-editoras.com
Verificación : 518e61d78b5f7f6e Descargas .:Guzlop:. a través del tiempo

Loading
Cambio climático
.
CAMBIO CLIMÁTICO
No debe confundirse con Calentamiento Global.
Se llama cambio climático a la modificación del clima con respecto al historial climático a una escala global o regional. Tales cambios se producen a muy diversas escalas de tiempo y sobre todos los parámetros meteorológicos: temperatura, presión atmosférica, precipitaciones, nubosidad, etc. En teoría, son debidos tanto a causas naturales (Crowley y North, 1988) como antropogénicas (Oreskes, 2004). El término suele usarse de manera poco apropiada, para hacer referencia tan solo a los cambios climáticos que suceden en el presente, utilizándolo como sinónimo de calentamiento global. La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático usa el término «cambio climático» solo para referirse al cambio por causas humanas: Por "cambio climático" se entiende un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos comparables. Además del calentamiento global, el cambio climático implica cambios en otras variables como las lluvias y sus patrones, la cobertura de nubes y todos los demás elementos del sistema atmosférico. La complejidad del problema y sus múltiples interacciones hacen que la única manera de evaluar estos cambios sea mediante el uso de modelos computacionales que simulan la física de la atmósfera y de los océanos. La naturaleza caótica de estos modelos hace que en sí tengan una alta proporción de incertidumbre (Stainforth et ál., 2005) (Roe y Baker, 2007), aunque eso no es óbice para que sean capaces de prever cambios significativos futuros (Schnellhuber, 2008) (Knutti y Hegerl, 2008) que tengan consecuencias tanto económicas (Stern, 2008) como las ya observables a nivel biológico (Waltheret ál., 2002)(Hughes, 2001).
.
GLACIARES
En estos últimos decenios es mucho lo que hemos avanzado en la comprensión del papel que desempeñan las regiones polares en el sistema climático mundial. La recesión de los hielos marinos, la fusión de los mantos de hielo, la descarga de los glaciares y el deshielo del permafrost son cambios espectaculares que se están produciendo ya en esas regiones debido al aumento de la temperatura media mundial. Es evidente que el crecimiento del nivel medio de los océanos, debido a la fusión de los hielos terrestres, entraña un riesgo para las tierras bajas y para ciertas islas, sea cual sea su situación geográfica. Los cambios de la circulación oceánica pueden alterar la distribución de la temperatura, de la salinidad y de las sustancias orgánicas en las regiones tropicales.
Ello afectaría decisivamente a las poblaciones de peces y, por consiguiente, a las economías y medios de subsistencia de los países y a nuestros hábitos alimentarios. Por esa razón incluso países muy alejados de los polos están preocupados por los cambios que está experimentando el medio ambiente polar.

La OMM, mediante los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales (SMHN) de sus Miembros, ofrecerá aportaciones sustanciales al API en materia de meteorología polar, oceanográfica, glaciología e hidrología mediante investigaciones científicas y observaciones. En último término, los resultados científicos y prácticos del API serán beneficiosos para todos los programas de la OMM, ya que aportarán colecciones de datos completas y conocimientos científicos autorizados que impulsarán el desarrollo de sistemas de vigilancia del medio ambiente y de predicción, incluidos los fenómenos meteorológicos violentos. Además, el API hará aportaciones valiosas a la evaluación del cambio climático y de sus repercusiones, de modo que las redes de observación que se constituyan o experimenten mejoras durante el API se mantengan en funcionamiento durante muchos años. Estos resultados constituirán una parte importante del legado del API a nuestro planeta.

En los últimos años se ha suscitado un interés inusitado por el clima y las condiciones medioambientales de las regiones polares. El descubrimiento del agujero de ozono antártico, el descenso sin precedentes de los niveles de hielo marino en el Ártico, la pérdida de masa del manto de hielo de Groenlandia, la desintegración de mesetas de hielo en torno a la península Antártica, y la marcada presencia de aerosoles en el Ártico han sido noticia en los medios de comunicación. Además, los modelos climáticos predicen que en latitudes altas la temperatura subirá más que en ninguna otra región durante el próximo siglo, debido al aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero. No se sabe con certeza, sin embargo, si las rápidas fluctuaciones climáticas de las regiones polares en los últimos siglos y milenios son, de confirmarse, una manifestación de la variabilidad natural del clima. Por ello, es importante procurar separar los efectos de la variabilidad natural del clima de los que producen las actividades humanas.

Aunque las regiones polares están alejadas de las principales áreas de población, tienen una gran importancia en el sistema climático mundial; los cambios acaecidos en latitudes altas pueden afectar a los ecosistemas y a la sociedad humana por efecto de un aumento del nivel del mar o de variaciones en la circulación atmosférica y oceánica.

Los mantos de hielo de Groenlandia y de la Antártida contienen el 9 y el 90 por ciento, respectivamente, del hielo glaciar de todo el planeta. Si ambas formaciones se fundieran completamente, elevarían el nivel del mar en 7 y en 70 metros, respectivamente. Aunque no es previsible un aumento tan alarmante, ni siquiera a una escala de centenares o de miles de años, la fusión de una pequeña fracción de esos hielos tendría, con todo, graves repercusiones que afectarían al nivel y a la circulación de los océanos.

Las regiones polares se caracterizan también por sus grandes extensiones de hielos marinos: la Antártida duplica su extensión a lo largo del año cuando se congelan sus aguas circundantes. El hielo marino ejerce un efecto de “tapadera” térmica del océano, y la expulsión de sal que comporta su formación es un factor importante en la circulación de los océanos mundiales.

En este contexto, la meteorología polar se aborda en un sentido amplio que abarca tanto el comportamiento de los sistemas atmosféricos como el papel que esta ciencia desempeña en el sistema climático mundial.

En las regiones polares la temperatura ha aumentado más que en otras.
Uno de sus efectos a escala mundial es el aumento del nivel del mar, que puede acarrear inundaciones, y que amenaza incluso la existencia de ciertas áreas bajas e islas.
Uno de sus efectos locales, de interés e importancia a nivel mundial, es el peligro que entraña para la diversidad biológica (es decir, para la supervivencia de la fauna y de la flora).
Están también en peligro los modos de vida tradicionales de los pueblos indígenas del Ártico, que dependen de esos animales y plantas para su alimentación, vestimenta, asentamientos, armas de caza y pesca, etc.

Las regiones polares son, de todo el planeta, aquéllas en que menos observaciones meteorológicas in situ se realizan. En toda la Antártida, cuya extensión es el doble de la de los Estados Unidos de América, sólo 44 estaciones realizan observaciones meteorológicas de superficie y únicamente 14 lanzan radiosondas (instrumentos que ascienden por la atmósfera, generalmente transportados por globos, para obtener y transmitir datos meteorológicos). Las partes más meridionales del Ártico cuentan un mayor número de estaciones de observación, debido a la abundancia en ellas de asentamientos humanos. Sin embargo, en latitudes más altas el volumen de datos obtenidos mediante observadores humanos es menor, debido a la escasez de estaciones de observación en las islas.


1.
Estimación del Cambio de Volumen del Glaciar Champará en la Cordillera Blanca de Ancash a partir de datos de satélite en el periodo 2000-2010;
Juvenal Tordocillo Puchuc, Joel Rojas Acuña
Resumen

2.
Meteorología polar. Comprender los efectos a escala mundial;
OMM
Resumen

3.
Monitoreo del glaciar Incachiriasca
SERNANP
Resumen

     
 

 

 
     
     

InicioPublicacionesCatálogoDescargas • Atención al cliente (511)731-2457 / (511)9595-52765guzlopster@gmail.com